Javier Bardem: películas del actor español más aclamado

Javier Bardem: repaso a su filmografía

 

 

 

 

 

 

 

Cuando en tu primera aparición cinematográfica, en un papel protagónico, la baza más contundente que pones sobre el tapete consiste en la ostentosa exhibición, vía valla publicitaria con anuncio de calzoncillos, de tu paquete, nunca termina de quedar muy claro si lo que haces es una declaración de principios, o si estás comprando todos los boletos para que se te adjudique un encasillamiento (mejor diríase, para ser más precisos, un “empaquetamiento”) en papeles de un corte muy determinado, o si, simplemente, tienes ganas de que tu camino al estrellato transite por vías poco convencionales. Parece ser que esta última es la opción por la que terminó decantándose Javier Bardem.

Primeras películas de Javier Bardem

Ciertamente, su irrupción en Jamón, jamón (1992) -esa apoteosis de los delirios de la carne con la que Bigas Luna iniciaba una trilogía en la que pretendía plasmar los nuevos términos estéticos de ese imaginario rompedor del que ya dio muestras audaces en sus primeras películas-, resultaba explosiva y situaba a Bardem en plena rampa de lanzamiento. Digno heredero de una estirpe artística amplia y más que consagrada, ofrecía un perfil de un erotismo tremendista muy acorde a su poderoso físico, pero también apuntaba ya maneras de buen cómico.

Javier Bardem, en Jamón, jamón, de la mano de Bigas Luna

Javier Bardem, en Jamón, jamón, de la mano de Bigas Luna

Favor por favor (que de bien nacidos se dice que es ser agradecido), Bardem le devolvería el regalo al bueno de Bigas Luna con una interpretación histriónica y fastuosa de ese saco fatuo de testosterona que atendía al nombre de Benito González en Huevos de oro (1993), enésimo eslabón en la cadena inacabable del esperpento patrio (con un par, por supuesto…). La esplendorosa promesa empezaba a apuntar ya como firme realidad, pero se atisbaban, tras esos brillos, los peligros de un encasillamiento en papeles de excesivo componente físico –la complexión del chaval bien se prestaba a ello, desde luego-.

Para conjurar tal peligro, se imponía un cambio radical de registro, y la oportunidad no tardaría en llegar: su Lisandro de Días contados, un compendio de completa ruina física y moral, al que prestó todo el aire de miseria requerido, le permitía demostrar que, bajo esa recia musculatura y esa tremenda fuerza gestual, también había talento, mucho talento, al que sólo había que darle los cauces expresivos adecuados.

A partir de ese punto de inflexión, Javier Bardem abordaba una secuencia de papeles, a lo largo de cinco años frenéticos (los que van de 1994 a 1999), en la que primaban, por encima de todo, dos elementos básicos: la diversidad y el riesgo. Desde el detective Cornelio de esa tan extraña como inclasificable película de Gonzalo Suárez que fue El detective y la muerte (en cuya primera secuencia, además, se marca un desnudo integral frontal sin el más mínimo tapujo), en la que inaugura la que ya va siendo su larga serie de duelos interpretativos de altísimo nivel con otro monstruo como Carmelo Gómez, hasta el homosexual Diego de Segunda piel, dando la réplica (y algo más…) a Jordi Mollà en un arriesgado papel dentro de la personalísima película de Gerardo Vera, Bardem recorre una amplia galería de tipos, registros y géneros, en la que tiene ocasión de probar una versatilidad más que estimable: pocas similitudes cabría apreciar entre el Víctor Ventura un tanto apajolado de Boca a boca (1995) y el Romeo Dolorosa (un auténtico tour de force en todos los aspectos: desde la caracterización hasta las durísimas condiciones de rodaje –incluidas las veleidades de la señorita Pérez…-) de ese fiasco de Alex de la Iglesia que fue Perdita Durango (1997).

Películas de Javier Bardem: Debut como chico Almodóvar

Y, como puntal más destacable, su interpretación de David en Carne trémula (1997), la primera ocasión (aunque cabe esperar que no será la última) en que Javier ejercía como “chico Almodóvar”, y vaya si estuvo a la altura de la circunstancia. En opinión del que esto escribe, su mejor (aunque no el más celebrado) trabajo hasta la fecha, tan contundente como creíble en cualquiera de las aristas y matices que el personaje presenta (y creanme, que no son pocos ni sencillos).

Primera nominación al Oscar de Bardem por Antes que anochezca

Primera nominación al Oscar de Bardem por Antes que anochezca

Y, por fin, llega el 2000, y, con él, el papel que le iba a proporcionar su consagración definitiva y a situar en el mismo umbral de la gloria absoluta, en forma de nominación al Oscar como mejor actor protagonista. Su Reinaldo Arenas de Before night falls (Antes que anochezca), de Julian Schnabel, nos revela un auténtico prodigio de fagocitación y asimilación del personaje, hasta un punto en que su identificación, tanto en lo físico como en lo anímico, con el mismo llega a ocultar los méritos de su trabajo estrictamente interpretativo (que también es muy bueno). Paradojas de la vida: había de ser con el personaje de un cubano con el que Hollywood se rindiera a los pies de este arrollador ciclón español, y le abriera sus puertas, tras las cuales se atisba ese paraíso de oportunidades en pos de las cuales otros (Banderas, Cruz) ya marcharon antes que él.

EEUU le abrió las puertas a Javier Bardem tras ser nominado al Oscar a mejor actor, curiosamente, interpretando a un escritor cubano

Pero Javier lo tiene claro, muy claro. Sordo y refractario a los cantos de sirena que de allende los mares le vienen llegando con cada vez mayor frecuencia, es plenamente consciente de que lo que la industria norteamericana puede ofrecerle en términos comerciales no le compensaría del seguro empobrecimiento de su nivel artístico, y, en esa tesitura, prefiere quedarse y seguir creciendo: sin renunciar a nada en un futuro, pero, desde la sencillez y la modestia que le caracterizan, con los pies en el suelo y las ideas básicas muy bien definidas.

Bardem pasó a abordar un papel prominente en el debut como director de John Malkovich, The Dancer Upstairs (2002). Después de un papel de apoyo en el thriller de Tom Cruise-Jamie Foxx, Collateral (2004), protagonizó una lucha tetrapléjica por su derecho a morir en Mar Adentro (2004), basada en una historia real.

Bardem, tras recibir su Oscar: “Gracias a los Coens por estar lo suficientemente locos como para pensar que podría hacer eso, y por poner uno de los peinados más horribles de la historia sobre mi cabeza”

Oscar al mejor secundario en No es país para viejos

Más papeles aclamados En 2007, Bardem apareció en dos adaptaciones literarias: El amor en tiempos del cólera, derivado de la novela best-seller de Gabriel García Márquez, y No es país para viejos, adaptado de la novela Cormac McCarthy del mismo nombre. Mientras que el amor en la época del cólera recibió revisiones mezcladas, Bardem ganó elogios extensos para su funcionamiento como Anton Chigurh, un sicario que vive por su propio código, en el país no para los viejos. Un western moderno hecho por Ethan y Joel Coen, la película oscura también protagoniza Tommy Lee Jones (como el sheriff que frustrante pero continuamente trata de resolver la cadena de asesinatos que Chigurh deja a su paso). Uno de los rasgos físicos más llamativos de Chigurh fue su corte de pelo, que Bardem realmente hizo referencia en los Premios de la Academia 2008, en el discurso de aceptación que pronunció después de recibir el Oscar al mejor actor secundario. “Gracias a los Coens por estar lo suficientemente locos como para pensar que podría hacer eso, y por poner uno de los peinados más horribles de la historia sobre mi cabeza”, dijo Bardem a la audiencia.

Javier Bardem se llevó un Bafta por su histriónica interpretación en Skyfall.

Javier Bardem se llevó un Bafta por su histriónica interpretación en Skyfall.

Bardem protagonizó con Penelope Cruz en la popular película de 2008 de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona. Más tarde desempeñó un papel de liderazgo en la película de 2010 Eat Pray Love. Vida personal Bardem se casó con su coprotagonista Vicky Cristina Barcelona, ​​la actriz Penélope Cruz, en julio de 2010. La pareja dio la bienvenida a su primer hijo, hijo Leo Encinas Cruz, en enero de 2011. Dos años más tarde, el 22 de julio de 2013, El viejo Bardem dio la bienvenida a su segundo hijo con Cruz, una hija llamada Luna Encinas Cruz, en Madrid, España.

Javier Bardem: últimas películas

El 8 de noviembre de 2012 Javier estrenó su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. En enero de 2013, la Academia Británica de Cine anunció la candidatura a los Premios BAFTA de Bardem en la categoría de actor secundario por su papel en el filme Skyfall. Desde el 2014 empezó a rodar en varios trabajos cinematográficos, como por ejemplo como protagonista: Ra.One y The Gunman. Trabajos dirigidos por Anubhav Sinha y Pierre Morel, respectivamente.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada en los comentarios

mautic is open source marketing automation