Biografía de Alfonso X El Sabio: El aspirante a emperador

Retrato de Alfonso X El Sabio

Rey de Castilla y de León, la biografía de Alfonso X El Sabio (1221-1284) no sólo está marcada por ser uno de los monarcas más importantes y cultos de la Edad Media sino que estuvo a punto de adelantarse en tres siglos a la estrategia europea de Carlos V y convertirse en emperador.

Biografía de Alfonso X El Sabio: Padre santo y guerrero

Fernando III el Santo, padre de Alfonso X, fue el unificador de los reinos de Castilla y León y un rey estratega y militar que logró arrebatar a los musulmanes plazas como Córdoba y Sevilla. En la estirpe de Alfonso se juntaron dos sangres regias de especial relevancia.

Por un lado, su padre Fernando III el Santo había unificado de manera definitiva las coronas de Castilla y de León y había proporcionado un impulso extraordinario a la Reconquista con la toma de Jaén, Córdoba y Sevilla, entre otras plazas de primer orden. Por otro, su madre Beatriz de Suabia era hija del emperador alemán Felipe y servía como prenda de una proyección europea que Castilla mantendría durante los siglos siguientes.

Escultura de Alfonso X El Sabio en la Biblioteca Nacional de España.

Escultura de Alfonso X El Sabio en la Biblioteca Nacional de España.

Biografía de Alfonso X El Sabio: Adelante con la reconquista

Alfonso, que nació el 23 de noviembre de 1221 en Toledo, tuvo nueve hermanos, se crió en Burgos y Galicia y fue amante del estudio desde niño, resultó un intento de conjunción de ambas herencias. Así, prosiguió la Reconquista ocupando las fortalezas de Jerez (1253), Medina Sidonia, Lebrija, Niebla y Cádiz (c. 1262), e incluso se vio obligado a sofocar una sublevación de los mudéjares del valle del Guadalquivir y a enfrentarse con la doblez de los musulmanes granadinos.

Sin embargo, su máxima aspiración fue sentarse en el trono del Sacro Imperio Romano Germánico, un proyecto que se llevó por delante parte de su prestigio y más de la mitad de sus años de monarca.

El emperador alemán heredaba su condición de la línea familiar, pero ésta se hallaba templada por la acción de los electores imperiales al haberse extinguido la Casa de los Hohenstaufen. Cuando en 1257 los electores tuvieron que optar entre Alfonso X y el inglés Ricardo de Cornualles no consiguieron llegar a un acuerdo y el trono se convirtió en una vacante, objeto de ambiciones políticas.

Su aspiración de ocupar el trono del  Sacro Imperio Romano Germánico se llevó por delante parte de su prestigio y la mitad de su vida

Biografía de Alfonso X El Sabio: Una cultura universal

Tanto la necesidad de gobernar sobre una población mayoritariamente cristiana con importantes núcleos musulmanes y judíos, como el deseo de ser emperador determinaron los grandes aportes de Alfonso X el Sabio a la cultura universal. Jurídicamente, el impulso de este monarca que subió al trono con 33 años fue destacadísimo, pero su contribución científica no fue menor.

Conocidas como las tablas alfonsíes por el rey Alfonso X de Castilla (reinó entre 1252 y 1284), las tablas son una recopilación de datos sobre las posiciones y los movimientos de los planetas.

Las famosas tablas alfonsíes que deben su nombre al rey Alfonso X de Castilla.

En la Escuela de traductores de Toledo, proyecto que se debió plenamente a la iniciativa del rey sabio, se vertieron a la lengua castellana importantes textos que significaron la recuperación de buena parte de la cultura clásica de Grecia y Roma perdida o interrumpida durante las sucesivas incursiones bárbaras y las invasiones islámicas. Fue así como vieron la luz las Tablas astronómicas alfonsíes, elaboradas en 1272 dentro del conjunto de Libros del saber de astronomía.

Aún más relevante fue la actividad historiográfica de Alfonso X y de sus colaboradores. En su Estoria de España, por ejemplo, puede percibirse ya expresado con total claridad un sentimiento nacional español que Alfonso X retrotrae acertadamente al periodo inmediatamente posterior a la caída del imperio romano, conectándolo además con la historia anterior de Hispania. Su Grande e General Estoria, por otro lado, es un intento sugestivo de historiar la andadura humana.

Artísticamente, Alfonso X también representó un papel incomparable no sólo en la España de la época sino en toda Europa. A él se deben no sólo las Cantigas de Santa María, obra poética escrita en gallego, sino también el inicio de las obras de la catedral de León. Por si todo lo anterior no fuera suficiente, gracias a Alfonso X conocemos excepcionalmente aspectos de la vida cotidiana de su tiempo como, por ejemplo, el juego reflejado en Libros de axedrez, dados e tablas.

Los libros de poesía lírica en gallego del rey sabio retrata el amor cortés, la sátira política, la vida cotidiana o el fervor religioso

AjedrezAlfonsoX

Ilustración del Libros de axedrez, dados e tablas

Biografía de Alfonso X El Sabio: Fiasco y conflicto sucesorio

A pesar del esplendor de su época, ciertamente extraordinario, los últimos años de Alfonso X se vieron plagados por repetidas amarguras. Primero vino la gran desilusión imperial. En septiembre de 1273, Rodolfo I de Habsburgo fue elegido emperador y las esperanzas de Alfonso X se desvanecieron. Ciertamente, intentórevertir su suerte, pero en mayo de 1275, el monarca castellano se vio obligado a renunciar de manera definitiva al Imperio ante el papa Gregorio X.

Ese mismo año estuvo también lúgubremente ensombrecido por la muerte del infante Fernando, su primogénito. Quedaba abierto así un proceso sucesorio erizado de dificultades y enfrentamientos entre sus propios descendientes. Alfonso y Fernando, los hijos de Fernando, los llamados infantes de la Cerda porque su padre había tenido un pelo o cerda que le salía de un lunar, se enfrentaron con el infante Sancho, segundo de los hijos de Alfonso X.

Biografía de Alfonso X El Sabio: Sevilla, punto final

Finalmente sería éste último el que accedería al trono como Sancho IV cuando el rey sabio falleció el 4 de abril de 1284, con 62 años, en Sevilla, ciudad en la que había pasado la mayor parte de su vida. Su legado cultural y legislativo marcaría un hito en la historia de Occidente, pero seguramente esa circunstancia no le consoló del hecho de no haber podido ser ungido emperador.

El Código de las Siete Partidas supuso un intento de unificación jurídica de Alfonso X.

El Código de las Siete Partidas supuso un intento de unificación jurídica de Alfonso X.

Un legislador moderno

Desde su corte, en la que reunió un plantel de juristas, poetas, científicos y traductores de primera línea, el rey sabio se lanzó a la creación de una gran obra en lengua castellana en todos los campos del saber. Especialmente destacado fue su papel como jurista y legislador de obras que siguieron e intensificaron la labor compiladora iniciada por su padre, Fernando III el Santo. La tarea cristalizó en textos legales como el Fuero Real, el Espéculo y sobre todo las Siete Partidas.

Inspirado en las fuentes del Derecho Romano pero teniendo en cuenta la tradición viva y operante en Castilla, el Código de las Siete Partidas supuso un intento de unificación jurídica de aplicación en todo el reino, regido en tiempos medievales por numerosos fueros y cuerpos legales.

Por otro lado, durante su mandato Alfonso X el Sabio facilitó el comercio interior en su reino con la concesión de ferias a ciudades y villas, estableció un sistema fiscal y aduanero avanzado y reconoció jurídicamente al Concejo ganadero de la Mesta.

Artículos relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de email no será publicada en los comentarios

mautic is open source marketing automation